Ojo con las malas practicas dentales


La incursión de odontólogos generales y personas particulares en tratamientos especializados en el campo de la ortodoncia, como es la colocación de brackets, está conllevando a que con frecuencia estos especialistas reciban pacientes con secuelas de difícil corrección y en ocasiones daños irreversibles en dientes y tejidos.

La práctica se ha vuelto cada vez más común en el país, agravada en el hecho de que no existen controles rigurosos de parte del Ministerio de Salud Pública, a pesar de que a través de la Dirección Nacional de Habilitación y Acreditación se han estado haciendo esfuerzos al respecto.

Mientras a nivel de educación superior, también se están certificando cursos, que de acuerdo a la Sociedad Dominicana de Ortodoncia, no cuentan con el rigor de entrenamiento requerido por los estándares internacionales para garantizar la correcta incursión en esta especialidad.

La preocupación al respecto fue expuesta al  Listín Diario por el ortodoncista Francisco Martino, presidente de la Sociedad Dominicana de Ortodoncia, motivado ante la serie de trabajos publicados por este medio donde se denuncian la práctica y la colocación de materiales médicos “carabelitas” o de mala calidad.

El especialista dijo a la periodista Doris Pantaleón que aunque no han hecho investigaciones al respecto, sí ve en el mercado brackets de muy buena calidad y otros de muy mala calidad, “pero si se indaga en ese tema, puede que se encuentren problemas al respecto”.

No obstante, calificó de alarmante la gran cantidad de casos que se ven de pacientes mal manejados por odontólogos generales que están incursionando en esa área.

Entre los daños que ven con frecuencia y que pueden ocurrir como consecuencia de un tratamiento con materiales y técnicas inadecuados, citó el acortamiento de las raíces dentales que puede llevar a la pérdida de dientes; inflamación de las encías, problemas en el nervio, retracción del hueso fruto del mal manejo de las extracciones y desgastes exagerados entre dientes, entre otros males.

Lesiones

Dijo que eso afecta al paciente no sólo en lo económico, sino en lo emocional, a lo que se suma que son tratamientos que muchas veces tienen dos años de duración, y si están mal realizados, el paciente tiene que volver de nuevo a enfrentarse a ese largo proceso.

Recordó que los brackets para mover los dientes ejercen fuerza, la cual debe ir en direcciones y magnitudes específicas, lo que requiere de mucho entrenamiento para aprenderlo. “Qué sucede, que lamentablemente hay odontólogos que toman un curso un fin de semana u otros hacen un curso más complejo, pero que no cumplen con los requerimientos”.

Habilitación

Recordó que existe el proceso de habilitación de consultorios que lleva a cabo el Ministerio de Salud Pública que establece una serie de requisitos que se deben cumplir para otorgarle el permiso de ejercer. El cual a su juicio está en pañales todavía, y sobre todo, porque no hay mecanismos de consecuencias para quienes están ejerciendo en una área que no es de su competencia profesional.

Educación

Otro aspecto importante, explicó el especialista, es en lo referente a Educación. Asegura que en el país se están impartiendo muchos cursos, incluso en universidades, que no son formales, porque no cumplen con requisitos o estándares exigidos por la Federación Internacional.

Entiende que a veces el Ministerio de Educación Superior no se asesora con expertos en el área, y aprueba algunos cursos y lo certifica como especialidades, sin que cumplan esos requisitos.

Moda

Martino señaló que también está el caso de personas que no son odontólogas y se dedican a colocar brackets con gomas de colores, como estética. Esos insumos, dijo, al parecer los adquieren vía internet o en el país por diversas vías.

Materiales

Ante la calidad de los materiales, explicó que los odontólogos tienen licencia para adquirir los materiales e insumos y personalmente no conoce si en el país se están comercializando brackets u otros insumos falsificados.

“Por lo menos eso no ha sido un problema que haya resaltado en nuestra práctica, el problema radica en quién y cómo se utilizan esos materiales”, dijo.

Mantente informado - Síguenos en Facebook

¿Cuál es tu reacción?

Triste Triste
0
Triste
Ja ja ja Ja ja ja
0
Ja ja ja
Me molesta Me molesta
0
Me molesta
Me gusta Me gusta
1
Me gusta

acceder

Conviertete en parte de nuestra comunidad!

reinicia la clave

Back to
acceder