Pese a que los más recientes datos relacionados al comportamiento del coronavirus en la República Dominicana indican que existe una considerable baja de la incidencia de la enfermedad, la vicepresidenta de la República, Raquel Peña, defendió la petición del Poder Ejecutivo de un nuevo estado de emergencia.

La vicemandataria resaltó la baja positividad del COVID-19 en el país, sin embargo, precisó que este no es el momento para que la población se descuide.

“No nos confiemos de que ahora mismo la positividad está tan baja. Ahora tenemos la positividad más baja de la historia en cuanto al coronavirus, pero no podemos bajar la guardia. Eso no significa que se solicitó ese estado de emergencia para quedarnos de brazos cruzados”, dijo la también coordinadora del Gabinete de Salud de la nación.

“Hagamos el esfuerzo entre todos”, dijo Peña, quien aseguró que junto al Salud Pública y el Servicio Nacional de Salud están preparados contra un posible rebrote del virus.

Entérate más:  Mueren dos jóvenes tras sufrir accidente de tránsito

Se recuerda que, para poder continuar la lucha contra el COVID-19, el Poder Ejecutivo solicitó un nuevo estado de emergencia por 45 días, el cual fue aprobado por la Cámara de Diputados, y que será ahora debatido en el Senado, para lo cual, los senadores crearon una comisión para el estudio de la petición.

Señala el periódico Hoy que en ese sentido, diputados tanto del Partido de la Liberación Dominicana y de la Fuerza del Pueblo se mostraron en contra de la solicitud.

Mientras, la exvicepresidenta de la República Margarita Cedeño, advirtió hoy que aprobar un nuevo estado de emergencia sin planes concretos y sin que los legisladores analicen su pertinencia, será «otra muestra de improvisación a la hora de gobernar».